Inicio

Calendario Maya

Reflexiones

Servicios

Contacto

Libro Tzolkin 2012

LEE EL PRIMER CAPÍTULO

CALENDARIO MAYA:

Herramienta para la Evolución de Conciencia

Síguenos en

 

MEDITACIONES ONDA SEMILLA (1 al 13 de febrero)

- Es quizás importante hablar de la X

- La familia del sol contiene todos los animales

- El mono y el dragón como nacimiento

- La energía es una intención

- El día bisiesto nos habla del Loco del Tarot

- El Tarot y el Tzolkin: el arcano 16

- Sin ánimo de lucro

Es quizás importante hablar de la X (11/2/2012)

 

Es quizás importante hablar de la X, sobre todo hablando del LOCO

En un tiempo en que todos buscan frenéticamente trabajo, dinero, relaciones, diversiones, cosas, es bueno tal vez encontrar algo que te haga sentirte agradecido, y levantar la cabeza, como el loco del Tarot impulsado por su Perro.

 

El Loco es un mendigo, con harapos, como el leproso del Levítico, alguien que no tiene y busca. Pero ahí está el Perro.

Hablamos del Tarot, pero es que hablamos de los símbolos Mayas.

Y resulta que hablamos de los símbolos Mayas cuando hablamos del Tarot, y viceversa, porque hablamos de Mensajes.

Mensajes de otras dimensiones para todos los seres humanos.

 

Pero estamos en el tiempo de las mensajerías, y hoy los mensajes llegan.

Hoy los mensajes llegan y llegan rápido, y es importante utilizar todos los códigos para descifrarlos.

HOY HAY MUCHA GENTE CRISTAL SOBRE LA TIERRA.

Gente que no absorbe la luz sino que la difunde, y TU eres cristal en tu integridad cuando eres TU sin miedo, o sea sin ocultarte.

Tú eres cristal en tu integridad cuando tu kundalini esta expandida porque eres feliz y la vida no te pesa, sino que tu interior rebosa agradecimiento desbordante.

De repente la gente cuando simplemente habla contigo, o incluso te ve de lejos se alegra, porque su interior, su ser, reconoce en ti al Perro del Loco, o sea al amor.

 

En un tiempo en que todos buscan frenéticamente trabajo, poder, dinero, relaciones, diversiones, cosas, es bueno tal vez encontrar algo que te haga sentirte agradecido y levantar la cabeza como el Loco del Tarot impulsado por un Perro, porque esa es la puerta.

EL AGRADECIMIENTO ES LA PUERTA

El agradecimiento es la puerta al amor: la vibración del amor está representada en el comunicado a todos los seres humanos, que es el Tzolkin, por el Perro.

Todos somos mendigos cuando no sabemos que somos reales, o sea reyes, porque príncipe – mendigo van siempre juntos, como Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, los gemelos. O como el perro 10 y el sol 20, o el Loco y el Triunfo, o todos los elementos polares, que se manifiestan continuamente en la vida cuando sabes mirar. Pero el Sol es 10+10.

 

Entonces encuentras que lo que te parecía una desgracia era en realidad una riqueza.

O sea eres capaz de vivir “a tope” cuando eres capaz de transmutar. Esa es la propuesta del segundo castillo (ondas caminante del cielo, enlazador de mundos, tormenta, humano).

El poder del agradecimiento también está en el perdón. Nunca estarás más agradecido que cuando encuentras cómo has sido perdonado.

Pero el humano está enlazado a todos los seres humanos, y no puede odiar a ninguno porque ardería toda la red. No sería luz, sería fuego. Por eso conviene transmutar para ser humano, y perdonar.

Perdonar es dar fuerza al tercer chakra. Pero el tercer chakra es el chakra del poder, y es el acceso al cuarto chakra, al corazón. Si no hay perdón, no puede llegar la vitalidad al corazón, porque es una bomba. El odio es una bomba. Y eso es el leproso, o sea el Loco. Porque en el espejo tu odio te da miedo, y ya no sabes ni siquiera quién ves.

 

 

El Caminante, o sea el Loco, cuando consigue Enlazar con dimensiones superiores VE el milagro – la Tormenta, y aparece como Humano.

La mirada es enlazadora. En la mirada empiezas a desnudarte de harapos, o sea a ser libre y humano.

Eso es la temática del tercer castillo (ondas serpiente, espejo, mono, semilla), que contiene el nuevo nacimiento como decisión libre y voluntaria, pero la puerta es el AGRADECIMIENTO, porque la emoción del mendigo –recuerda simplemente- es el agradecimiento.

Pero el agradecimiento es una bendición.

El cuarto castillo (ondas tierra, perro, noche, guerrero) presenta la Tierra como lugar del amor – Perro. El hecho de aparecer en segundo lugar manifiesta que ya es tuyo porque es un regalo. El dos, como regalo o como desafío. Pero la tarea, el trabajo, está en tu interior porque la Noche es ver sólo cosas buenas para los demás.

Soñar la abundancia es no pactar con lo que quiere que veas malo en los demás.

Soñar la abundancia es amar, y esa es la tarea del cuarto castillo, o sea el diez.

Pero el diez  en números romanos es una X, y también la cruz de san Andrés, o sea San Humano porque Andrés es hombre, o sea humano, en griego.

Pero X es, como símbolo, el Espejo.

El espejo es la realidad.

 

Cuando consigues amar - X - la realidad, o sea el espejo, o sea X, o sea cuando consigues las dos X, lo cual sucede en el cuarto castillo, encuentras abierto el acceso al quinto castillo (ondas luna, viento, águila, estrella), que te lleva hasta el Sol 13 (20-13), o como diría Cicerón, XX- 13.

 

Señalamos la relación polar entre el Espejo y la Estrella (8+10=18) similar a la relación polar Perro y Sol (10+10=20), o cualquier otra.

La crisis es la salida. Si estás triste, mira, porque la alegría esta mirándote.

 

La familia del sol contiene todos los animales (9/2/2012)

 

La familia del sol contiene todos los animales, como representación de la fuerza vital y el sol, como representación de la luz.

La fuerza vital está en la tierra antes que el ser humano, de hecho preparándole el terreno. Y es una fuerza totalmente inocente y sagrada. Por eso es la mejor representación de la luz, en dimensiones no conscientes o menos conscientes.

La característica de las familias del Tzolkin es PRESENTAR un tetraedro, porque todas las familias, gracias a la onda encantada, presentan un tetraedro.

Y el tetraedro representa el FUEGO y la LUZ, en la representación simbólica pitagórica que llega a nosotros bajo la forma de los sólidos platónicos, que son poliedros regulares. Cada familia, como el tetraedro, contiene cuatro elementos, y la onda encantada los ORDENA normalmente en forma de tetraedro, porque dentro de una onda encantada sólo puede haber como máximo 3 elementos de los 4 que componen la familia. Y al menos uno siempre queda fuera de la onda encantada.

De tal manera que 3 elementos de la familia, gracias a la onda encantada, se sitúan en un plano, y el otro se sitúa en otro plano. Y hacia él convergen Los triángulos que se proyectan desde cada lado del triángulo base.

De modo que la familia y el tetraedro son similares.

La familia del sol actúa fácilmente como tetraedro tipo, ya que presenta de forma evidente tres similares, por ser animales y estar en la tierra, como son la serpiente, el perro y el águila, y uno diferente de naturaleza, como es el sol, y situado en otra dimensión, como es lo celeste.

 

La familia del sol está en el ser humano totalmente asociada al sistema inmunitario, a la vitalidad y a las ganas de vivir. De modo que cualquier menosprecio por alguno de estos elementos MERMA totalmente la vitalidad, las ganas de vivir, y lesiona el sistema inmunitario.

 

La serpiente, pegada a la tierra y confundida con la tierra, representa una energía instintiva y poco consciente de supervivencia, personal y de la especie. Y contiene también la energía sexual más instintiva.

Pero también es símbolo en todas las culturas de una energía sanadora.

Puede llegar a ser una serpiente emplumada, como símbolo de la kundalini ascendente, pero siempre es una energía de supervivencia, es decir sanadora para la especie, y sanadora a nivel personal.

 

La energía del perro se sitúa en el horizonte, es decir donde se unen los dos mundos, el celeste y el terrestre. Y presenta una energía corporalmente similar a la del cuerpo humano, como algo entre el cielo y la tierra

 

El 5 de la serpiente siempre va a representar energía. Y el 10 del perro siempre va a representar la tarea del ser humano, porque contiene el valor de la perfección. Pero el contenido de la perfección es el amor, luego esa es la tarea del ser humano en la tierra.

Cuando la tarea del ser humano del amor incondicional se bloquea y no se dirige hacia el cielo, sino que regresa a formas menos conscientes de donde procede, se vuelve fácilmente brutal y pornográfico, siendo más destructivo que constructivo.

Sin embargo a través de la apertura al amor y al amor incondicional, la serpiente puede convertirse en un águila. El 5 de la serpiente y el 10 del perro, llegan a convertirse en un 15.

El inicio de esta familia es el 5, de la serpiente, que se dirige hacia el sol. De modo que el 5, 10 y 15 forman el triángulo base del tetraedro. Pero en una representación plana se formaliza un mandala donde hay dos vectores que se cruzan, uno que va de la serpiente al águila (5-15), y otro que va del 10 al 20, del amor a la luz, de donde podemos deducir que la luz es como el DOBLE del amor, de modo que donde hay amor siempre hay luz, siendo el amor la parte más física, más en la forma, es decir en esta dimensión, y la luz, su presencia en otra dimensión

La actualización del mito de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, bien puede ser el hombre subido en su caballo. Le debemos a América, la tierra de Quetzalcóatl, la aparición de uno de los últimos arquetipos, que es la figura del hombre libre recorriendo la llanura, el horizonte.

 

El perro y el hombre están en el mismo nivel, que es donde se une el instinto y la conciencia. Y el salto evolutivo del águila también lo representa el hombre en su caballo, como supieron reconocer, tal vez, nuestros maestros nativos americanos.

El hombre, subido en el amor incondicional como arquetipo, es el águila. Y América es esa promesa que ha representado un ideal de libertad para tantas personas durante tanto tiempo.

De libertad y de amor.

 Porque el hombre sólo puede amar cuando es libre. Y en estas lides, la mujer representa una maestría innata, porque la mujer siempre ha creído en el amor y ha sabido construir la vida. Y hoy es imperativo no pactar con los que merman a la mujer. Es imprescindible para la vida.

 

El mono y el dragón como nacimiento (9/2/2012)

 

El Tzolkin, como todos los textos o símbolos TOTALES, es decir que contienen sabiduría o información procedente de dimensiones superiores dirigida al ser REAL en el corazón de cada persona, es un espejo. Sólo que es un espejo, no de las formas, sino de más allá de las formas, pero que reproduce tu historia.

 

Por ese motivo conviene señalar y resaltar que el Tzolkin contiene un doble INICIO, como tu, como yo, como cualquier ser humano.

El dragón es un inicio.

El dragón  es el inicio, pero el mono también es un inicio.

El dragón es el inicio del inicio, inicio inicial, y el mono  es un inicio dentro del inicio. Pero también si el mono es el inicio, el dragón se convierte en inicio antes del inicio.

Pero los dos son inicio.

 

El inicio de DRAGON es un inicio mítico, fantástico, maravilloso, ahistorico, incontable e inimaginable, incognoscible. Sólo se puede fantasear y hablar metafóricamente de ello, porque es el inicio antes  del ser humano y de su razonabilidad. Pero es un inicio real.

Eso se corresponde con que cuando naces ya existe todo. Cuando naces, naces en lo ya existente. Cuando naces, es el mono que nace en lo ya existente, el dragón.

 

De hecho es como una ley. Todo lo que nace en la forma, todo lo que surge, todo lo que se inicia, ha comenzado antes en “lo sin forma”, lo inmaterial.

Pero aún más. Por eso el Tzolkin es algo que se repite incesantemente, pero que es posible vivirlo desde situaciones diferentes. Es evolutivo y te aporta nuevas posibilidades en cada momento evolutivo. Te acompaña.

Cuando tú naces no tienes consciencia. Eres totalmente dependiente, pero a través del aprendizaje y el desarrollo vas adquiriendo fuerza y conocimientos y un cierto nivel de consciencia. Pero eso no es un nacimiento, sólo significa que el nacimiento abre o inicia un proceso de aprendizaje y maduración de algo, pero no es un nacimiento.

Sólo que de nuevo puede aparecer un nuevo nacimiento, como consecuencia del proceso de aprendizaje y de una decisión libre y luminosa, descrito en el desarrollo del Tzolkin en la onda 10, que culmina en el perro 13 y la onda 11 con el mono 1.

De esta manera el momento del nacimiento como un recién nacido, pasa a ser dragón  y reunirse con todos los otros procesos míticos. Y el mono es ese nacimiento consciente fruto de una decisión, o sea el nuevo nacimiento. Y corresponde a lo descrito en el tercer castillo.

 

El tercer castillo contiene cuatro ondas, pero el centro es perro 13-mono 1, que es cuando sucede el asunto.

La onda de la SERPIENTE describe la energía vital, que es algo que está en ti, pero no eres tu como ser consciente. Es algo universal y describe mas bien al dragón.

La onda del ESPEJO habla de fuerzas angélicas que te ayudan permanentemente y se fusionan contigo y se expresan en ti porque son parte de tu ser más real.

Esta fuerza es el AMOR y el reconocimiento y el compromiso del AMOR como decisión libre son el núcleo de este nacimiento.

La cuarta onda, la de la SEMILLA, al igual que la SERPIENTE expresan algo que está en ti y es esa fuerza permanente existente en cada persona de generar VIDA, de crear, de expandir, de colaborar con lo existente sin esfuerzo. Pero lo fundamental es el AMOR.

 

El nuevo nacimiento, como decisión libre que inicia algo que sólo puedes vivir a través de esa puerta y que supone la vivencia de dimensiones superiores, está descrito en el tercer castillo. Pero HAY CINCO CASTILLOS.

¿Qué sucede? Que de nuevo esta experiencia vuelve a servir para situarnos ante el nuevo inicio, después del nuevo nacimiento expresado en el quinto castillo. Pero como antesala, porque el quinto castillo sólo puede llevarte ante la puerta de algo que sólo podemos nombrar, pero sin saber muy bien qué sea vivencialmente.

Lo que tenemos son símiles.

Es algo como lo que se describe al inicio. De “lo sin forma” surgen las cosas, y en su momento, el hombre. Con menos de 50 letras describimos algo que según los científicos ha sucedido en miles de millones de años.

De “lo sin forma” surgen las cosas y en su momento, el hombre.  

Creo que son 45 letras para expresar miles de millones de años.

Mejor no perder el tiempo con la lógica. Lo que queda claro es que se trata de algo de otra dimensión y que no tiene que ver con la lógica, pero sí con la vida.

 

Algo que expresa qué cosa sea lo que sucede después del quinto castillo, es el arcano 21, EL TRIUNFO.

La onda 21, o sea lo que viene después del quinto castillo, está expresado en al arcano 21.

 

Si nos sumergimos de nuevo en el Tzolkin encontramos que el centro del Tzolkin y lugar del nuevo nacimiento, contiene el perro 13 como momento de transcendencia de la décima onda, asociado con el nuevo nacimiento que es el mono 1, y que lo que traduce es el AMOR.

Evidentemente el 10 es la mitad, si lo que hay son 20 arquetipos.

Como el espejo se sitúa justamente entre esas dos ondas, la 10 y la 11, está hablando del nuevo nacimiento como algo que sucede en la tierra. De modo que esta experiencia es una experiencia terrestre. Y de modo similar a un recién nacido, es el inicio de un proceso que culmina en lo que llamamos la onda 21, que es el final de la onda 20 y el segundo inicio de la onda 1, el dragón.

Pero desde la óptica del mono 1 en la tierra, el dragón 1 es un nuevo dragón, y supone la entrada y el afianzamiento en ese mundo, pero partiendo de la experiencia del amor.

El mono 1 no parte de la experiencia del amor. La experiencia del amor como algo existente forma parte de su proceso. Primero encuentra que existe el amor, y finalmente realiza que él mismo es el amor.

La experiencia del nuevo dragón es aquello que sucede y está abierto a cualquier persona, de qué sucede cuando tu eres el dragón, es decir cuando tu eres Dios, porque esa es la naturaleza de Dios. Dios es amor.

 

Por eso, aquello que encontramos como el Triunfo, es un ser que ya no necesita vestidos. Al contrario de lo representado por el inicio, que era el Loco, donde hay una persona vestida pero con traje roto, con harapos. Está velado a sí mismo y deformado. Se desconoce, y en la medida que el vestido es una forma de expresión, en la medida que el vestido es un espejo de su realidad, encuentra que todo es carente, todo es hostil.

Y lo representado por el mono es todo lo contrario; es alegría y amor.

Pero esa experiencia es la experiencia de la tierra.

Pero es como un recién nacido respecto a la experiencia contenida en el sol 13, dragón 1.

Esta experiencia es lo que se puede denominar como iluminación, y tiene como paso previo la experiencia del amor. La iluminación como plenitud del amor.

La energía es una intención (4/2/2012)

 

La intención, saliendo del corazón, es una energía coherente y ordenante

La coherencia tiene que ver con la luz y hace que se alineen las partículas subatómicas

Y es también una energía ordenante en el sentido en que habla el Tzolkin en el sello de la noche. La intención es un ensueño y busca cumplirse.

Es una energía ordenante al cumplimiento, si es coherente.

 

Tiene que ver con la energía femenina.

La mujer no sabe cómo, pero coloca adecuadamente todo lo necesario para que se produzca un nuevo ser. Y no necesita hacer nada. Sólo necesita permitirlo, quererlo, aceptarlo, estar en esa disponibilidad. Y ello sólo se produce.

De tal manera que cualquier persona que esté en esa disponibilidad hacia el surgimiento que proviene de dimensiones superiores, lo que va a producir va a ser exactamente lo que se determine en dimensiones superiores.

La intención es una energía ordenante, armónica, y luminosa porque es coherente, y quizá lo que está sucediendo a las personas que se sienten confundidas, es simplemente que han entrado en un diálogo con estas dimensiones superiores.

 Y la mejor respuesta es AMEN. Así sea.

Siendo también la resonancia del “amen” una resonancia del “amar”. Y la “MEM” hebrea, cuyo equivalente sería la “M”, es justamente la raíz de “madre” en hebreo. Pero es que la “MEM” es una de las letras madre y en el tarot es la muerte, que corresponde al arcano 13, caminante del cielo y la tierra. Pero la tierra como transcendencia, no como sufrimiento. Y es justamente escuchando la energía femenina transcendente de la tierra, resonando en cada mujer y en cada hombre, como podemos seguir avanzando en el proceso en que estamos.

 

Toda la confusión que pueda haber ahora se resuelve entrando en el AMEN, o en el TE AMO. Y cuando está el amor presente, ninguna confusión es posible. Y de eso es de lo que es maestra justamente la mujer.

Y este es el tiempo de la mujer.

 

El día bisiesto nos habla del Loco del Tarot (2/2/2012)

 

El día bisiesto nos habla del loco del Tarot O para ser Dios hay que ser Cristo O algo acerca del compás del 3 y el 4.

 

El día bisiesto nos habla de cómo todos los días son “iguales” excepto cuando se convierten en diferentes.

Diferentes en todo porque ese día comienza lo diferente. Y el Loco es el comienzo de lo diferente. Gracias.

 

Hay tres niveles en el Tarot y el que representa el Loco es el normal.

La normalidad está representada en el tarot por un solo arcano, el loco.

Podríamos hablar de tres niveles hablando del tarot, pero hay 22 arcanos: tres niveles y 22 arcanos; tres y cuatro.

 

El primer nivel es el arcano cero, que es el Loco y corresponde al ANTES.

O sea lo habitual.  Lo normal, la situación siempre existente que corresponde a antes  de iniciarse el proceso de trasformación expresado por el tarot.

 

El segundo nivel son los arcanos del 1al 20 que corresponden al PROCESO EN SI,  y que al menos por el número se corresponden con los sellos del Tzolkin.

 

Y finalmente el tercer nivel corresponde al arcano 21, el Triunfo.

La familia del Dragón traducida al Tarot

Es francamente similar a la estructura representada por la familia del dragón traducida al Tarot, contenida en los arcanos 1,11, 6, 16.

El 1 y el 11, como expresión de lo singular mostrado polarmente. En vertical, de modo similar al mandala de la familia.

El Loco como lo más abajo, significando esta dimensión y polarmente unido al Triunfo, como lo más celeste. Los dos apareciendo como singular, el 0 y el 21 como análogos posicionalmente del 1 y el 11.

El lugar que ocupa el 1 en esta familia del dragón, traducida a los sellos del Tarot, aquí lo ocupa el Loco. Y el lugar que ocupa la Fuerza, arcano 11, aquí lo ocupa el 21.

El 1 y el 11 hablan de la parte masculina y la parte femenina, y que de alguna manera representa a lo interior y lo exterior en la persona, y en todo caso hablaría del espejo en horizontal.

Mientras que el 0 y el 21 hablarían también de dos polaridades, pero la polaridad aquí es cielo y tierra. Representan el doble espejo que existe permanentemente en el Tzolkin: horizontalmente es ver a Dios en el otro, y en la línea vertical donde tú estás solo y por eso es singular, es mirar a Dios, y encontrar su semejanza.

 

Y lo que se representa por esa doble pluralidad del 6 y el 16, aquí sería expresado por los veinte arcanos, similares a los sellos mayas numerados del 1 al 20, formados por dos series diferentes de diez arcanos cada una, y que decimos un poco antes que corresponden al PROCESO en sí de trasformación. Con lo cual vuelve a haber una duplicidad: el 6 como los arcanos del 1 al 10, y el 16, como los arcanos del 11 al 20.

 

El Tarot y el Tzolkin

Esto iguala al TAROT, como herramienta, con el TZOLKIN.

Los dos empiezan por T, pero eso es lo de menos.

El Tzolkin contiene 20 sellos que son 20 símbolos, pero además en la tablilla del Tzolkin hay un dibujo negro sobre blanco que también es símbolo.

Nosotros decimos en muchos comunicados y algún libro anterior que el Tzolkin es un símbolo en sí mismo, donde se representa la estrella de David, y que se puede subdividir en dos símbolos, uno similar al Espejo, que representa el tiempo, y otro similar a la Estrella, que representa el lugar de la ascensión, es decir la puerta a otra dimensión.

 

De modo que el Tzolkin como calendario tendría 20 símbolos, que representan el camino o el proceso de trasformación, y luego otro símbolo que sería el Espejo representado en el Tzolkin, símbolo similar en su función al Loco como representación de esta dimensión, y otro símbolo que sería la Estrella del Tzolkin, símbolo similar en su función al Triunfo como salida del tiempo y el acceso a dimensiones superiores:

 

Primer nivel: El loco – el Espejo

Segundo nivel: Los arcanos del 1 al 20 y los sellos del 1 al 20

Tercer nivel: El Triunfo – la Estrella

 

Primer nivel, el Loco

El Loco, como arcano presenta un ser humano con un atillo al hombro como vagabundo. Está vestido con ropa rota y también aparece un perro, como empujándole hacia delante, tal vez. Parece estar caminando y levanta la cabeza como para mirar. 

Decimos que el Loco corresponde al nivel del Antes, de la transformación, que es el nivel normal de las cosas normales, como ahorrar para el día de mañana , desconfiar de la gente porque enseguida te engañan, creer que sólo existe lo que ves, la pasta ante todo, nadie te va a ayudar, vales lo que tienes,… Ese tipo de historias.

 

El arcano del Loco tiene otro muy parecido, La Muerte

Un ser humano y un esqueleto ambos con la misma orientación, avanzando una pierna de modo similar y sujetando un bastón o una guadaña con la misma inclinación del tronco, la mano derecha más baja, la derecha más alta, y solos.

 

El Loco  es el arcano cero o 22, que suma 4, lo mismo que la Muerte, arcano 13, que también suma 4. De modo que numerológicamente serian similares al 4, el emperador, sólo que uno es un mendigo y el otro la muerte, que parecen ser algo muy diferente que ser el jefe, el amo, el dueño, a quien todos obedecen.

En la realidad sí se traducen.

El loco corresponde al nivel del antes, antes de ser real, o sea sin consciencia, dominado por lo irreal.

El loco es cuando comienzas a ser real. Por eso mira hacia arriba como sonriendo. Algo ha visto. Le han hecho la foto justo en ese momento. En el momento del ver.

Todo comienza al ver

 

El loco es empujado hacia el ver por un perro. Aunque si fuera un gato sería lo mismo. Todos los animales pertenecen según el Tzolkin a la familia del Sol, de la luz, pero el perro, el animal que se mueva por la tierra sobre 4 patas, muestra un nivel de elevación, está separado del suelo. La serpiente se mueve por el suelo y el águila por el cielo. El perro está entre medias, entre el cielo y la tierra. Es algo que podrías ver en el horizonte.

La serpiente no la ves en el horizonte, porque se confunde con la tierra, y las aves donde las ves es en el cielo, en lo alto. Y la serpiente y los peces, en lo profundo, en lo bajo.

 

El horizonte el lugar donde se separan el cielo y la tierra. O donde se unen es el lugar de los cuadrúpedos.

El mono, el oculto del perro, es como una figura humana y contiene la simbología del árbol, como amor incondicional,  y la del ser humano, como perfección.

La perfección necesariamente es libertad, porque Dios es libre y es amor.

 

De modo que el Loco es ayudado por el Amor a ver, y ahí comienza todo.

Vamos a avanzar para que nadie se duerma.

El asunto es darte cuenta de que eres Dios –el emperador, el 4- para empezar a ser Cristo - el triunfo, el 3-.

Reconocer el 4 para vivir el 3

El loco, 22, es un 4. El triunfo, 21, es un 3.

El asunto no es ser el Emperador, el 4, porque siempre lo eres. Si eres eterno es porque ERES (como Griñán, el de los ERES).

El asunto no es ser Emperador, porque lo eres aun sin saberlo, sin darte cuenta, sin querer. Aun distraído, lo eres. El asunto es cumplir tu misión.

Cumplir tu misión ya sí depende de que quieras o no quieras.

Y es el triunfo, porque resulta que sólo siendo el Ungido, es decir el que acepta el mandato el Cristo, eres Dios. Si no, no sabes ni quién eres.

 

Tercer nivel, el Triunfo

El arcano 21 esta replicando al 12, sólo que al revés, tanto numéricamente 21-12 como por imagen.

Si le das la vuelta al Colgado verás las semejanzas.

Los dos están como bailando o saltando sobre un pie con el otro levantado, enmarcados en algo vegetal, una guirnalda oval en el Triunfo y unos troncos de árbol en el Colgado.

El  hecho de que haya que darle la vuelta para verlo mejor muestra cómo se trata de una figura en Espejo.

Es como si se asomara desde otra dimensión. Como un viaje en el tiempo.

 

El tres (2+1=3, 1+2=3) también es La Emperatriz, que es una figura femenina y que, como el Dragón, habla de la energía femenina primordial.

 

Los tres niveles

Entonces, hay tres niveles. El primero es el despertar. El lugar en esta dimensión humana está representado por la parte Espejo del Tzolkin y por El Loco.

La persona Loco, dormido, empujado por el amor abre los ojos, VE, vislumbra algo.

 

Segundo nivel representado por el Tzolkin, el desarrollo de las veinte ondas, o los 260 cuadrados o los veinte arcanos del 1 al 20 del Tarot.

Donde la persona se encuentra.

 

Tercer nivel, el Triunfo, o sea la misión, el 3, la Noche, como misión de ensoñar la abundancia, o el 12 (1+2=3), como colaborar con todo lo que existe, el Humano, la libertad. Pero también, la onda tres de la mano, sanar, realizar, y la onda doce de la semilla, florecer.

 

En realidad la onda 21 (2+1=3) también existe, pero es INDESCRIPTIBLE.

Después de completar el viaje del Tzolkin, es decir de vivir todas las ondas, resulta que la 20 es la onda de la estrella, que te lleva a la iluminación del sol 13, última casilla o iluminación. No por ser la casilla 260, sino por haber vivenciado su contenido.

Si se ha producido la iluminación se acaba el Tzolkin, no hay que repetir y lo que sigue podría ser denominado la onda veintiuno. Y esto sucede al cumplir la onda de la estrella.

 

En realidad, es INDESCRIPTIBLE. Pero es.

Por eso decimos que la estrella es el lugar de la ascensión. La estrella está como onda que te lleva a la casilla 260 y a lo indescriptible, si has hecho el trayecto, y también está como símbolo en el Tzolkin, en la parte que forma un rombo en el centro estableciendo una fila doble de portales. Es el subsímbolo de la Estrella y contiene en el centro al mono1-perro13, como lugar del nuevo nacimiento, lugar de acceso a dimensiones superiores.

 

Parecen dos lugares diferentes las casillas 260 y 130, pero son la misma. Y entonces es cuando comienza lo indescriptible.

Pero la única casilla que puede ser la 130 es la 260 y la única casilla que puede ser la 260 es la 130.

Son lo mismo. Sólo la mente lógica se pierde, porque la lógica es limitada, y lo indescriptible no pertenece a la lógica.

El acceso es una vivencia.

Las vivencias no son lógicas, sobre todo cuando son indescriptibles.

Hay una puerta.

 

El Tarot y el Tzolkin: el arcano 16 (2/2/2012)

 

 

El arcano 16, LA TORRE o también y mas propiamente LA CASA DE DIOS expresa perfectamente la onda 16 el guerrero, que es también lo mismo como sello, el guerrero.

El guerrero o la expansión de la conciencia, están expresados como un impulso luminoso celeste. Tal vez aparece como un rayo, que abre la “cabeza” de la torre, siendo la torre expresión de rigidez, aislamiento, encierro, defensa, luego miedo. Pero el guerrero no es miedo, es luz. 

Esa luz celeste libera a los personajes encerrados y aislados en la Torre, los cuales juegan, danzan y tocan Tierra, que son tu mismo. La parte masculina y la parte femenina. Si alguna de las dos no es libre, sana, feliz, la persona sufre  y no es un auténtico guerrero.

Tocar Tierra es sanar y también es respetar a la tierra, a la cual acarician.

 

Tocar tierra es también hablar de algo fundamental para la humanidad como es el viaje de Colón que escenifica precisamente esto. Los marineros, aun siendo expertos, están sublevados contra Colón, queriendo regresar por miedo a lo desconocido. Es algo mental, que te tiene preso, encerrado en lo convencional como si fuera la verdad.

Y el momento de tocar tierra como salvación el día 12 de octubre ,12-10, escenifica algunos contenidos del Tzolkin en metalenguaje, como son el 12, como colaboración con todo lo existente, y el 10, como expresión de la perfección y el amor.

Además ese día precisamente del doce de octubre, expresa también en paralelo pero en otra tradición como es la griega clásica, la entrada del humano, sello 12,  en la inmortalidad, o sea el acceso a otras dimensiones está abierto. Eso es expresado por el hecho de que el día en que Hércules  accede a la inmortalidad y al Olimpo-cielo, lo celebraban los griegos el 12 de octubre, mes diez  asignado a Venus, diosa del Amor, uniendo así al hombre, sello 12, como Hércules, y al amor, personificado por su “deidad” Venus, representado en el Tzolkin por el 10. O sea 12- Hércules, 10- Venus, o simplemente doce de octubre o Colón y América.

 

El guerrero es la casa de Dios.

Sucede que el guerrero  pertenece a la familia del dragón.

El guerrero es un dragón, es luz.

Todos los de la familia del dragón son, como sello, lo mismo que como onda.

Es su señal diferencial. Sello 1- onda 1, sello 6- onda seis, sello 11 - onda 11, sello 16 - onda 16.

Considerar esto nos permite acceder a alguna otra información, como sucede si unimos los arcanos 1, 6, 11, 16 formando un mandala de la familia dragón a través de los arcanos del Tarot.

 

Sucede entonces que se unen polarmente,  es decir como los dos extremos de una recta: el 1y el 11 por un lado, y por otro el 6 y el 16, formando una cruz.

 

El arcano 1, el Mago es una sola persona tratando con la realidad material (oros, copas, bastos, espadas), pero es un masculino.

El arcano 11, la Fuerza,  es también una persona mostrando un poder sobre otro tipo de realidad, como es la fuerza vital, tal vez la energía vital, pero ahora es una persona femenina.

La Luz se presenta como algo polar pero singular; como UNO singular masculino, o sea de un tipo, y como uno repetido, 11, como singular femenino, o sea otro tipo. O como dicen “ahora”, progenitor A - progenitor B, para quitar importancia al género y también como plural.

 

Lo plural de la luz está expresado por los arcanos polares 6 y 16.

El seis expresa, por supuesto y siempre, lo que uno quiera ver.

Parece verse un hombre entre dos mujeres, mientras que un ángel o ser alado con un arco y flechas, desde el cielo apunta su flecha hacia el hombre, o tal vez el grupo en general

Un hombre entre dos mujeres. No me digas más.

Interesa mirar, pero cotillear ya aburre.

El seis es un plural, compuesto de polaridad masculina y femenina, o A y B representado con fuerza enlazadora y amorosa, porque reconocemos a Cupido como fuerza amorosa permanente. Gracias fuerza amorosa permanente, brevemente gracias Cupido.

El amor es plural, incluso en su forma enferma como narcisismo. Es plural, el cielo es plural. Dios se presenta en la Biblia bajo un plural, ELHOIM, exactamente un femenino plural. Ahí queda eso.

 

El dieciséis es también plural, mostrando LIBERACION, lo plural es liberador. Gracias plural.

El dieciséis es plural, mostrando lo plural como expansión, como lo que te saca de la locura y te sitúa en tierra, como divertido. Sólo mucho rato ¡vaya muermo¡

 

O sea el dragón, esa luz que entra en nuestra dimensión y toma forma, se presenta como singular y plural a la vez, y como masculino y femenino también a la vez. O sea como masculino, femenino, singular y plural al mismo tiempo, mientras enlaza y libera y te lo pasas bien.

 

Sin ánimo de lucro (1/2/2012)

 

Sin ánimo de lucro y sin querer tener razón, es una preciosidad poder contemplar las cosas

Este año es bisiesto.

Quizás sea una tontería ser bisiesto, pero sin ánimo de lucro y sin querer tener razón se puede ser bisiesto y quedarse tan a gusto.

Resulta que hay un 29 de febrero.

Es un día muy singular.

Arguelles, en su encantamiento del sueño, lo considera especial.

Podría parecer que no existiera, pero sí existe.

Existe, pero de forma singular, como las huellas dactilares.

O sea, con su propio código.

Arguelles el 29 de febrero lo sitúa como si fuese el 28 de febrero, alargándose, y al mismo tiempo fuese el 1 de marzo, anticipándose.

Estupendo, sin animo de lucro y encima sin exigir la razón, es maravilloso ¿Por qué no?

 

El 29 de febrero en la Onda del Perro

 

Es como meditar. PARAR EL TIEMPO. Genial. Es como una invitación a la lucidez.

A mirar. Es como una invitación a estar vivo y consciente.

Resulta que ese día, según el Tzolkin del Encantamiento del sueño, es mono dos-humano tres, de la onda del Perro.

Como sabemos, la onda del perro habla del AMOR y está asociada a la onda de la tormenta. Amor y transmutación. Estupendo. La cosa promete. Necesidad de  transformación y necesidad de amor: parece que hablamos de HOY mismo.   

 

La onda del perro habla de una vivencia desbordante e inclasificable.

Una vivencia que supera totalmente tu razón pero que te hace feliz, como es el amor.

El mono, tono dos de esa onda, significa LA ALEGRIA, pero una alegría como un regalo, sin esfuerzo, como algo asociado a esa experiencia del amor.

El amor siempre es incondicional.

 

El tono tres de esa onda, el humano, presenta EL SERVICIO, que es lo que indica el tono tres, como algo LIBRE. Encontrar la libertad encontrándote.

Para vivir el amor es imprescindible que LA ENTREGA, que es lo que puede traducir el servicio, sea libre. Entrega a lo que eres. Saber quién eres es como reconocer tu servicio. Reconocer tu servicio es reconocer cómo puedes contribuir a la felicidad general.

Para el Tzolkin el servicio, tono tres, está unido al tono once, que te indica cómo puedes LIBERARTE, ser libre. Ser tú es ser libre.

Claro que para entregar libremente tienes que previamente SER LIBRE.

Una entrega sin ser libre no te haría feliz. NO serias feliz ni nadie seria feliz. Tampoco en tu cercanía, porque todos te deberían todo.

Darías, pero anotándolo todo, y tendrías muchos deudores. Y de eso no es de lo que habla el asunto este.

 

La onda de la Tormenta

La onda del perro está asociada a la onda de la tormenta.

La tormenta como onda expresa cambios profundos totales, resucitar.

El amor todo lo puede, todo lo trasforma. Las dos ondas van juntas, quizás son la misma, como Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, los gemelos

 

El oculto del mono dos es perro doce.

La alegría a través del amor, que se expresa colaborando con todo lo que existe.

Y el oculto del humano tres, como libertad, es tierra once, que es como decir que la tierra como ser espiritual se siente de maravilla.

Tierra once es algo así como la TIERRA FELIZ.

 

De modo que ese día especial vive la onda del perro, que es el sello diez.

SELLO DIEZ.

 

El 29 de febrero en la onda del espejo

Lo subrayo porque si miramos qué es lo que es el día 29 de Febrero del año 2012 para los QUICHES, que son mayas de Guatemala, resulta que es semilla siete de la onda del espejo.

 

La onda del espejo  es la onda diez.

Esto es una SINCRONIA, y las sincronías son comunicaciones de otras dimensiones. Dicho sea sin animo de lucro y sin pretender tener razón, solo para quien le parezca bien así. Las sincronías serían como el teléfono móvil del mas allá.

 

Onda del sello diez según un Tzolkin y onda diez según otro Tzolkin. Y el diez  como amor y perfección.

La semilla  significa “se tu mismo”, y en la onda del espejo supone que a través del espejo se abre, desde dimensiones superiores de la vida, descubrir quién eres y vivirlo sin miedo con disfrute. Es algo facilitado, canalizado, y sanador TONO 7

 

Si unimos el perro y el espejo, resulta que LA REALIDAD ES EL AMOR.

Y que ser tu mismo – semilla - es vivir la alegría de amar-mono y ser libre.

Semilla siete, semilla resonante, como espejo de mono-alegría a través del amor incondicional y humano-servicio y libertad.

Bueno.

 

 

Onda de la semilla: del 1 al 13 de febrero

 

 

El propósito en esta onda es la semilla. En términos generales se le relaciona con acertar porque florecer es sinónimo de acertar.

Como por otro lado la semilla es el sello n. 4, tiene una característica de lo que es el tono 4, que es la conciencia de la autoexistencia, lo cual significa que lo mejor para acertar es ser como eres, confiar en el programa; eso en si mismo es una experiencia que haces durante la vida. Se aprende a confiar y a permitirse ser como se es, no tratar de ser de otra forma.

Acertar es ser como eres, y florecer permitirte ser como eres. Esa es una condición imprescindible para llegar a ser un ser celeste.

La maduración de la semilla convierte a la semilla en un guerrero espiritual; el guerrero está asociado con la expansión de la conciencia; es precisamente la expansión de la conciencia lo que te permite confiar en ser lo que eres y acertar.

Luego el propósito está siempre asociado al tono 13.

La serpiente, que es la onda oculta, es además en esta onda de la semilla lo que representa el desafío, la oportunidad para evolucionar. Así, el cuidado de la energía vital ayuda a mostrar la esencia de uno mismo.

El servicio hacia los demás se realiza por medio del enlazador de mundos, en el sentido de unir perspectivas y enfoques diferentes.

La forma de trabajar en esta onda es mediante la sanación. También aquí se aprecia la relación entre la sanación del cuerpo y la subida de la energía vital (serpiente).

Pero todo esto hay que hacerlo como indica el tono 5, que es la estrella y lo que da fuerza, es decir con armonía y cuidando la estética y la belleza de todo el proceso.